PASCUA DEL ENFERMO – 2021 † CUIDÉMONOS MUTUAMENTE † UNCIÓN DEL ENFERMO †

¿Qué nos dice el Papa?

El Santo Padre destaca la importancia de este momento para brindar una atención especial a las personas enfermas y a quienes cuidan de ellas, tanto en los lugares destinados a su asistencia como en el seno de las familias y las comunidades. En particular, señala, a las personas que sufren en todo el mundo la pandemia del coronavirus, así como a los más pobres y marginados.

PASCUA DEL ENFERMO – 2021

En medio de la Pandemia que estamos viviendo, os queremos presentar la Pascua del Enfermo 2021. El tema es: “CUIDARNOS MUTUAMENTE” y el lema o cita bíblica: “UNO SOLO ES VUESTRO MAESTRO Y TODOS VOSOTROS SOIS HERMANOS” (MATEO 23, 8).

Para entender el contenido de esta PASCUA DEL ENFERMO, recordemos esa imagen del 27 de Marzo de 2020 en medio de la primera ola de Coronavirus en una plaza de San Pedro de Roma vacía y lloviendo, el Papa Francisco con unas pocas personas, acompañado por una imagen de la Virgen María y un Cristo crucificado, en una bendición Urbi et Orbi excepcional, nos proponía el texto evangélico de la tempestad calmada.

Jesús durmiendo y sus discípulos desesperados por el temporal. Jesús que hace que se calme la tempestad.” Todos nosotros estábamos viviendo el Coronavirus y queríamos que Jesús nos escuchase. Jesús nos escucha y nos acompaña. Él es nuestro Maestro y nosotros somos hermanos. Por eso debemos cuidarnos mutuamente.

Tenemos un recuerdo agradecido y esperanzado en la Resurrección por todas aquellas personas víctimas del Coronavirus y de otras enfermedades, por sus familias, y reconocemos el esfuerzo de tantas personas y colectivos: Trabajadores en los Hospitales y Centros de Salud, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Transportistas, personal de Supermercados, agricultores, periodistas y tantas personas que han dado lo mejor de sí mismas y siguen haciéndolo en estos tiempos difíciles.

En nuestra Unidad Pastoral realizaremos una eucaristía presidida por nuestro Párroco Don José Manuel y será el DOMINGO día 9 de mayo de 2021. a las 12:00 horas en San Pablo de la Luz y a las 13:15 h en el Sagrado Corazón de Jesús en Villalegre. En la celebración también se impondrá el Sacramento la Unción de los Enfermos (1) a las personas que lo deseen

También queremos compartir tres párrafos del Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Enfermo y que nos orientan y nos dan aliento y esperanza:

Jesús nos muestra un modelo de comportamiento opuesto a la hipocresía. Propone detenerse, escuchar, establecer una relación directa y personal con el otro, sentir empatía y conmoción por él o ella, dejarse involucrar en su sufrimiento hasta llegar hacerse cargo de él por medio del servicio (cf Lc 10, 30, 35).

Al mismo tiempo, la pandemia ha puesto también de relieve la entrega y la generosidad de agentes sanitarios, voluntarios, trabajadores y trabajadoras, sacerdotes, religiosos y religiosas que con profesionalidad, abnegación, sentido de responsabilidad y amor al prójimo han ayudado, cuidado, consolado y servido a tantos enfermos y sus familias. Una multitud de hombres y mujeres que han decidido mirar esos rostros, haciéndose cargo de las heridas de los pacientes que sentían prójimos por el hecho de pertenecer a la misma familia humana.

La cercanía, de hecho, es un bálsamo muy valioso que brinda apoyo y consuelo a quien sufre en la enfermedad. Como cristianos vivimos “al prójimo” como expresión del amor de Jesucristo, el Buen Samaritano que con compasión se ha hecho cercano a todo ser humano, herido por el pecado.

Unidos a Él por la acción del Espíritu Santo, estamos llamados a ser misericordiosos como el Padre y a amar, en particular, a los hermanos enfermos, débiles y que sufren (cf Jn 13, 34-35. Y vivimos esta cercanía, no solo de manera personal, sino también de forma comunitaria: en efecto, el amor de Cristo genera una comunidad capaz de sanar, que no abandona a nadie, que incluye y acoge sobre todo a los más débiles”.

Queremos en esta ocasión poner en valor el trabajo de cercanía y cariño que el Equipo de la Pastoral de la Salud de nuestra Unidad Pastoral realiza en el acompañamiento de las personas enfermas, su visita semanal hace más llevadera la situaciones personales de los enfermos:

.Nuestra presencia entre ellos se distingue por el compromiso pastoral y por el celo con que ponemos en preservar los valores de la ética cristiana

  • Actuamos con el máximo respeto a las convicciones y creencias de las personas: pero teniendo presente, que las personas agobiadas por el sufrimiento y la enfermedad sienten más intensamente sus propios límites y experimentan la necesidad de un apoyo más alto, les ayudamos a descubrir la bondad del Señor y el verdadero sentido de la vida , sobre todo con el testimonio de nuestra caridad;
  • Orientamos también nuestra pastoral hacia los familiares de los enfermos, animándolos a que valoren el misterio cristiano del dolor y a que colaboren positivamente durante la enfermedad de sus allegados;
  • Sensibilizamos a nuestros voluntarios para que, ejercitando sus aptitudes humanas y profesionales, actúen siempre con el máximo respeto a los derechos y sentimientos de los enfermos:y aquellos a los que se sienten motivados por la fe, los invitamos a participar directamente en la pastoral de la Salud.

(1) SACRAMENTO DE LA UNCIÓN DEL ENFERMO

Se llama Unción de los Enfermos porque la fórmula ritual se pronuncia mientras se unge al enfermo con el óleo consagrado por el obispo en la Misa Crismal. El aceite, que significa energía y salud, recibe por esta consagración el poder del Espíritu Santo para que el signo sea eficaz y produzca la gracia sacramental propia de este sacramento.

Lo esencial del sacramento consiste en ungir la frente y las manos del enfermo acompañada de una oración litúrgica realizada por el sacerdote o el obispo, únicos ministros que pueden administrar este sacramento.

El Sacramento de la Unción de Enfermos confiere al cristiano una gracia especial para afrontar las dificultades propias de una enfermedad o vejez. Es el recurso, que ayuda al cristiano a poder sobrellevar con fortaleza y en estado de gracia un momento delicado en la vida, de tal manera que, fortalece en momentos delicados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.