-A Jesús por María – Peregrinación a la Santina de Covadonga

Si estamos unidos a María, estaremos más unidos a Jesús.

Todos estamos necesitados de la presencia de una madre. Incluso los hombres más rudos y las personas más independientes. Las manos y la cercanía de una madre dan seguridad y confianza, como sucede con los bebés que están en manos ajenas, apenas vuelven a los brazos de su madre y se tranquilizan. La madre es donación sin límites. En ella todo es darse soportando en silencio la falta de correspondencia en el amor. La madre es pastora, siempre presente y cercana. Busca el bien de sus hijos, cueste lo que cueste.

El amor de una madre es la respuesta al amor sin límites. Las madres son transparencia del amor de Dios, de su ternura y su bondad.

Tengamos especialmente presente a María, Madre de Jesús y Madre nuestra, con el deseo de compartir de una manera sencilla nuestro amor a María Madre de todos.

DOMINGO DÍA DEL SEÑOR – XIX DEL TIEMPO ORDINARIO

PINCHA EN LA IMAGEN Y ACCEDE AL TEXTO COMPLETO DE LAS LECTURAS

DOMINGO DÍA DEL SEÑOR – XIX DEL TIEMPO ORDINARIO – 7 AGOSTO 2022

Primera lectura

Lectura del libro de la Sabiduría 18, 6-9

La noche de la liberación les fue preanunciada a nuestros antepasados, para que, sabiendo con certeza en qué promesas creían, tuvieran buen ánimo………

Segunda lectura

Lectura de la carta a los Hebreos 11, 1-2. 8-19

Hermanos:
La fe es fundamento de lo que se espera, y garantía de lo que no se ve.
Por ella son recordados los antiguos.
Por la fe obedeció Abrahán a la llamada y salió hacia la tierra que iba a recibir en heredad. Salió sin saber adónde iba………

Evangelio del día

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 12, 32-48

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«No temas, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino.
Vended vuestros bienes y dad limosna; haceos bolsas que no se estropeen, y un tesoro inagotable en el cielo, adonde no se acercan los ladrones ni roe la polilla. Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
Tened ceñida vuestra cintura y encendidas las lámparas. Vosotros estad como los hombres que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame……………..

 

 

ACCEDE AL TEXTO COMPLETO DE LAS LECTURAS

NOVENA A NUESTRA SEÑORA DE LA LUZ – AGOSTO 2022

NOVENA A NUESTRA SEÑORA DE LA LUZ

El domingo 7 de agosto , dará comienzo el novenario en honor de Nuestra Señora de la Luz, Patrona de Avilés y Comarca, este año con el lema:

MARÍA, FUENTE de LUZ y de ESPERANZA

ORACIÓN

Señora nuestra, Santísima Virgen de la Luz, llena de gracia y misericordia, Madre de nuestro Señor y esperanza de los hombres, tú eres luz que disipa la sombra y la adversidad de nuestras vidas;
tú eres la dulzura que deleita al corazón
y eres la poderosa Madre en quien espero y confío.                                               
Tierna Señora mía Santísima de la Luz. , en este día acogeme por tuyo,
yo siempre estaré Señora, a tus santísimos pies;
yo daré a mi corazón la dicha de saludarte,
y yo renovaré el amor que desde hoy te ofrezco.

Madre y Señora, admite desde este momento mi persona
y dame en todo momento y situación tu protección,
aleja de mí todo peligro, guardarme, ampárame,
alúmbrame, compadécete de mí, y no permitas
que sea presa del pecado, líbrame, aléjame de males, enfermedades y enemigos.

Derrama sobre mí el bálsamo suavísimo de tu amor,
haz que en todos mis hechos y palabras
te bendiga y llame Madre de la Luz;
y haz que, llevándote siempre conmigo,
pueda corresponder a tu amor de Madre y a tus favores
con mi entrega, agradecimiento y adoración,
como un hijo lo hace con su amadísima madre.

¡Oh María!, Virgen bendita, las necesidades que tengo tú las sabes,  por ello te ruego de todo corazón: acógelas; por el amor de tu Hijo muy amado,
ruega por mí, mírame con compasión y ayúdame.

Nuestra Señora de la Luz,
te rogamos que con tu valioso poder de mediación
nos consigas lo que con esperanza solicitamos,
y le pidas a Dios, nuestro Señor,
que nos otorgue gozar de perpetua salud de alma y cuerpo,
nos libre de las tristezas de la vida presente
y disfrutemos de las alegrías eternas.

Amén.