Catequesis Postcomunión, sigamos conociendo a Jesús

El proceso de crecimiento en la fe, de maduración cristiana y de incorporación a la comunidad no acaba con la Primera Comunión, sino que se prolonga a través de la Postcomunión (puente entre la 1ª Comunión y la Confirmación).

La idea es que los tres procesos constituyan un camino conjunto para los niños y que sus padres sientan la importancia de seguir educando a sus hijos en la fe a pesar de que ya hayan hecho la Primera Comunión.

Una vez que el niño puede participar en la eucaristía de la comunidad cristiana, es muy importante que no pierda su conexión con ella, y se sienta perteneciente a ella a través de un grupo que continúe y acompañe su crecimiento cristiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.