Preparemos la Semana Santa

Ya falta poco para vivir de lleno la Semana Santa.

Repasemos los momentos clave en estas fechas…

Durante el tiempo de Cuaresma , cada viernes recordaremos el significado de estas celebraciones. Hoy iniciamos esta preparación con el Domingo de Ramos y el Lunes Santo.

Época de reflexión y rescate de valores

  • Es un tiempo para dedicarnos a la oración y a reflexionar en Jesucristo, en los momentos del Triduo Pascual, quien con su infinita misericordia, decidió ponerse al lado del hombre y recibir el castigo para liberarlo de los pecados. Asimismo, es el tiempo ideal para las personas meditemos sobre nuestras acciones y los cambios que debemos realizar para acercarnos más a Dios y cumplir con sus mandamientos
  • Lo importante de este tiempo no es el recordar con tristeza lo que Cristo padeció, sino entender por qué murió y resucitó. Es celebrar y revivir su entrega a la muerte por amor a nosotros y el poder de su Resurrección, que es primicia de la nuestra.
  • La Semana Santa fue la última semana de Cristo en la tierra. Su Resurrección nos recuerda que los hombres fuimos creados para vivir eternamente junto a Dios.
  • Vivir la Semana Santa es acompañar a Jesús con nuestra oración, sacrificios y el arrepentimiento de nuestros pecados. Asistir al Sacramento de la Penitencia en estos días para morir al pecado y resucitar con Cristo el día de Pascua.

¿QUÉ CELEBRAMOS EN SEMANA SANTA?

La Semana Santa es la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Por eso, es un período de intensa actividad litúrgica. Requiere una preparación para vivirla de una manera profunda, darle la Señor el lugar que merece “en primera fila”  participando con verdadera FE en todas las celebraciones.

Cada día de la Semana Santa se celebra un acontecimiento distinto

Iniciamos esta preparación de la Semana Santa con el Domingo de Ramos.

Con el Domingo de ramos……..

Se inicia la Semana Santa, y en este día se recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, aclamado por la multitud, días antes de su pasión, muerte y resurrección
En esta fecha es tradición la misa de Domingo de Ramos y el rito de la procesión de las palmas, en que se bendicen los ramos con los que se aclama al Señor.
Los ramos no son un simple objeto bendito, son el signo de la participación gozosa en el rito procesional, expresión de la fe de la Iglesia en Cristo, Mesías y Señor, que va hacia la muerte para la salvación de todos los hombres. Por eso, este domingo tiene un doble carácter, de gloria y de sufrimiento, que es lo propio del Misterio Pascual.

El color litúrgico del Domingo de Ramos es el rojo, debido a que se celebra la Pasión de Cristo

 

Lunes Santo..

El Lunes Santo es un día crucial, no tanto en los festejos y liturgias, sino en su significado histórico. Luego de haber pasado la noche en Betania, Jesús vuelve a la cercana Jerusalem y se dirige al templo, pero lo encuentra convertido en un mercado, lleno de comerciantes dispuestos a hacer negocios entre ellos. Viendo el fatídico espectáculo que tenía frente, Jesús se enfrenta a los vendedores y los echa del lugar, argumentando que era un lugar sagrado al que había que respetar; un lugar donde se iba a rendir culto.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.