MAYO MES DE MARÍA. “María es por siempre la Reina del Cielo y de la Tierra”.

MAYO MES DE MARÍA

Mayo es el mes que la Iglesia Universal dedica a la Madre de Dios, la Bienaventurada Virgen María. Este tiempo es una oportunidad para renovar el amor de todos los bautizados hacia la Mujer que Dios desde la eternidad escogió para darlo a luz y cuidarlo.

La Santísima Virgen María es por siempre la Reina del Cielo y de la Tierra, no hay santidad sin María porque toda Ella lleva a Cristo.

El Papa Francisco pide rezar el Rosario por la paz durante el mes de María

Ante los peregrinos que le escuchaban en la Plaza de San Pedro el 3 de mayo del 2023, el papa Francisco invitó a “buscar refugio bajo su protección, para que nos socorra en nuestras miserias y nos libre de todo peligro”.

En el contexto del comienzo del mes de María, el pontífice recordó la petición de Nuestra Señora de Fátima a los tres niños pastores: “Rezad todos los días el Rosario por la paz en el mundo y el fin de la guerra”.

Por ello, invitó a los fieles a escuchar las palabras de la Virgen: “Yo también os lo pido: rezad el rosario por la paz”.

“Que María, Madre de Jesús y nuestra, nos ayude a construir caminos de encuentro y senderos de diálogo, y nos dé el valor de emprenderlos sin demora”, señaló.

Oración a María

Oh María,
tú resplandeces siempre en nuestro camino
como un signo de salvación y esperanza.
A ti nos encomendamos, Salud de los enfermos,
que al pie de la cruz fuiste asociada al dolor de Jesús,
manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación del pueblo,
sabes lo que necesitamos
y estamos seguros de que lo concederás
para que, como en Caná de Galilea,
vuelvan la alegría y la fiesta
después de esta prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor,
a conformarnos a la voluntad del Padre
y hacer lo que Jesús nos dirá,
Él que tomó nuestro sufrimiento sobre sí mismo
y se cargó de nuestros dolores
para guiarnos a través de la cruz,
a la alegría de la resurrección.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios,
no desprecies nuestras súplicas en las necesidades,
antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *