Agustinas Misioneras, 60 años enseñando en Avilés

Este año el colegio del Buen Consejo de las Agustinas Misioneras de Avilés cumple sesenta años de enseñanza. Iniciaron su actividad allá por el curso 1964-65 y lo hizo en un chalé situado en el número uno de la calle del Carmen, en Villalegre.

Desde ese momento se han ido actualizando a las necesidades educativas que los tiempos iban marcando. Así el 17 de abril de 1971 fue clasificado como colegio de enseñanza media femenino y el 10 de mayo de 1979 se autorizó la coeducación. Por Orden ministerial del 14 de junio de 1980, se aprobó definitivamente como centro docente privado de EGB y preescolar con un total de 440 puestos escolares y tres años más tarde, en 1983, se estrenó el actual colegio de El Pozón, situado en la calle Santa Cecilia número 7.

En ese sentido, el Buen Consejo cuenta desde hace un año con dos certificaciones de calidad: las correspondientes a las normas ISO 9001:2015 e ISO 90001:2018 de AENOR. Gracias a esta última, que se refiere al ámbito educativo, el centro se convirtió en el único de Asturias en obtener ese sello, además de formar parte de un selecto grupo en todo el país.

Su acción docente es una propuesta de valores y actitudes: en el que los alumnos no solo aprendan a pensar y a hacer, sino a ser y a compartir.

Asimilismo no solo se preocupan de esta enseñanza reglada, sino que también tienen unas series de actividades extraescolares que están encaminadas al cultivo de aquellos aspectos de la persona que no están contemplados en el desarrollo del sistema curricular.

 Quiénes son las Agustinas Misioneras

Son una Congregación de inconfundible acento agustiniano, que comenzó con un grupo de mujeres sencillas y humildes (Querubina Samarra, Mónica Mujal, Clara Cantó), quienes equipadas de incondicional disponibilidad, abandonaron su apacible retiro para fundar un noviciado en Madrid el día 6 de mayo de 1890.

La interioridad y la búsqueda de Dios son valores principales y característicos. Esa dimensión contemplativa desde la que experimentan a Dios como Maestro interior y lo descubren actuando en la historia del hombre y del mundo.

La disponibilidad para ser enviadas a donde los compromisos apostólicos les soliciten, de modo que hagan allí presente el REINO por la fraternidad.

Actualmente las 500 Agustinas Misioneras, extendidas por 15 países, comparten el carisma congregacional desde la misión en España, Italia, Brasil, Colombia, Perú, Argentina, El Caribe, Argelia, Tanzania, Kenia, Mozambique, India, China, Filipinas y Taiwán.

Sus ideales y realizaciones concretas se centran siempre en la de los “pequeños del Reino” sirviendo preferencialmente en los ambientes pobres y necesitados y en los territorios de Misión, procurando realizar una clara acción educativa que les ayude a crecer

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *