LA EPIFANIA DEL SEÑOR «Unos magos que venían del Oriente»

SOLEMNIDAD DE LA EPIFANIA DEL SEÑOR  —  6 ENERO 2021

Epifanía significa aparición, manifestación o fenómeno que revela un asunto importante. Veamos pues qué significa y cuál es la relación que mantiene con los personajes conocidos como los Reyes Magos

Y llegó la “Vida nueva”

Nació Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo: « ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle». Pero llegó a oídos del  rey Herodes y este se  sobresaltó y con él toda Jerusalén. Entonces convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: «En Belén de Judea, porque así está escrito por medio del profeta: ‘Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres la menor entre los principales clanes de Judá; porque de ti saldrá un caudillo que apacentará a mi pueblo Israel’».

Entonces Herodes temeroso llamó aparte a esos magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella. Después, los envió diciéndoles : «Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle».

Al oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el Niño. Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa; vieron al Niño con María su madre y, postrándose, lo adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron sus presentes de oro, incienso y mirra. Y, avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino.

«Entraron en la casa; vieron al Niño con María su madre y, postrándose, le adoraron»

Jesucristo se cruza en la vida de muchas personas, a quienes no interesa. Un pequeño esfuerzo habría cambiado sus vidas, habrían encontrado al Rey del Gozo y de la Paz. Esto requiere la buena voluntad de buscarle, de movernos, de preguntar sin desanimarnos, como los Magos, de salir de nuestra poltronería, de nuestra rutina, de apreciar el inmenso valor de encontrar a Cristo. Si no le encontramos, no hemos encontrado nada en la vida, porque sólo Él es el Salvador: encontrar a Jesús es encontrar el Camino que nos lleva a conocer la Verdad que nos da la Vida. Y, sin Él, nada de nada vale la pena.

Oración
Niño Dios, Tú que siendo Dios te hiciste hombre,
y  has venido a mostrarnos el amor del Padre,
para que vivamos con alegría nuestra fe en ti,
sabiendo que Tú has venido para darnos vida, vida en abundancia,
por ello te pedimos que nos ayudes, a buscarte sin cansarnos,
a encontrarte, para seguirte sin desanimarnos, superando dificultades y una vez llegue ese gran momento  nos postremos ante ti para adorarte y reconocerte
como nuestro Señor y Salvador, como el Hijo de Dios vivo y verdadero,
en quien y de quien recibimos vida y salvación

DOMINGO DÍA DEL SEÑOR – 2º DESPUÉS DE NAVIDAD

PINCHA EN LA IMAGEN Y ACCEDE A LAS LECTURAS DEL DOMINGO

DOMINGO DÍA DEL SEÑOR – 2º después de Navidad – 3 de enero de 2021

No creemos en un Dios mudo, sino en un Dios que ha hablado, que ha enviado al mundo su Palabra de salvación

Por medio de la palabra nos comunicamos, nos manifestamos. La palabra es sonido exterior que muestra la verdad interior. Por eso el hombre se define y expresa por la palabra; cuando queremos alabar a un hombre honrado y justo, que hace lo que dice, lo definimos como “hombre de palabra”.

Primera lectura

Lectura del libro del Eclesiástico (24,1-2.8-12):

LA sabiduría hace su propia alabanza, encuentra su honor en Dios y se gloría en medio de su pueblo. En la asamblea del Altísimo abre su boca y se gloría ante el Poderoso…..

egunda lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (1,3-6.15-18):

Bendito sea el Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bendiciones espirituales en los cielos.
Él nos eligió en Cristo, antes de la fundación del mundo para que fuésemos santos e intachables ante él por el amor…….

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Juan (1,1-18):

En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios.
Él estaba en el principio junto a Dios.
Por medio de él se hizo todo, y sin él no se hizo nada de cuanto se ha hecho.
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no lo recibió………

1 Enero «Santa María, Madre de Dios»

1 Enero 2021  –  Solemnidad de Santa María, Madre de Dios

Es el mejor de los comienzos abrir el año con la solemnidad de la Maternidad divina de María. Sin duda es el mejor principio.

Han pasado ocho días de la Navidad, celebramos a Santa María, Madre de Dios. El Hijo y la Madre. El Niño y la Mujer. La Presencia y la Esperanza.

La iglesia nos invita hoy, primer día del año, a celebrar a María Madre de Dios y, a la vez, nos presenta los mejores deseos para el año que iniciamos . Los diferentes aspectos en la Solemnidad de hoy están perfectamente unidos a María. Ella es la Madre de Dios, la Reina de la paz; Ella es la que nos trae los mejores deseos del Señor para el año que acabamos de empezar; y Ella es la que infunde en nosotros serenidad, paz, alegría y, sobre todo, amor.

La Virgen María, Madre del Señor, es la que mejor puede acercarnos a esa relación amorosa con Dios. Ella nos dice como en Caná: “haced lo que Él os diga” (Jn 2,5). Ella que, como madre sólo quiere nuestro bien, nos enseña a ser dóciles al Señor, porque por medio de esa docilidad nos vendrán todas las bendiciones.

María, ejemplo de Madre para la familia

Es en la familia donde se  experimentan y viven valores que son esenciales para la vida. La justicia, la paz y el amor brotan entre hermanos y hermanas, la función de la autoridad manifestada por los padres, el servicio desinteresado, con amor a los miembros más débiles, bien porque son pequeños, ancianos o están enfermos, la ayuda mutua en las necesidades de la vida, la disponibilidad para acoger al otro y, si fuera necesario, para perdonarlo, es el gran valor de la familia y María como Madre de la humanidad nos lo enseña.

En este primer día del año, pidamos al Señor que cuide y proteja a nuestras familias y a todas las familias del mundo; y que abra los ojos y mueva las conciencias de los que tienen responsabilidades públicas para que pongan los medios necesarios para ayudar y proteger a las familias.

En la Solemnidad de María, Madre de Dios, volvemos hacia ella nuestra mirada pidiendo su intercesión. Oremos para que el amor de María se extienda por el mundo entero tan necesitado de alegría, de confianza y de paz. Oremos, en particular, por los afectados de esta pandemia, por los enfermos y los que se han ido, por las familias que sufren y por los países donde hay guerras y violencia.

ORACIÓN

Santa María, Madre de Dios, Madre mía dame un corazón puro y limpio como el tuyo. Dame un corazón sencillo que no se quede en las tristezas; un corazón grande para entregarse por completo, tierno en la compasión; un corazón fiel y generoso que no olvide ningún bien ni guarde rencor por ningún mal.

Que la Virgen María, Madre de Dios y Reina de la Paz interceda por nosotros. Amen.