NOTA INFORMATIVA OBISPADO DE OVIEDO

   NOTA INFORMATIVA OBISPADO DE OVIEDO

Ante la aparición, en algunos medios de comunicación, de unas denuncias por supuestos abusos sexuales, el Arzobispado de Oviedo manifiesta lo siguiente:

  • La diócesis ha actuado siempre que la víctima le ha presentado una denuncia. Hasta el momento ha habido dos casos. Uno fue archivado por la Fiscalía. El otro, aun cuando fue archivado por un tribunal civil, la diócesis continuó con el proceso. Ante la gravedad de los hechos, el Papa Francisco decretó la expulsión y la dispensa de todas las obligaciones sacerdotales del acusado.
  • Si se presentase una denuncia, ante un posible caso de abusos contra un menor, la Oficina diocesana de prevención y actuación en caso de abusos sexuales a menores y personas vulnerables será la que inicie las correspondientes indagaciones y la que dé curso a los procesos, tanto canónico como civil, a que hubiere lugar.
  • La denuncia será presentada ante la Oficina por la posible víctima, con su nombre y no de manera anónima.
  • El actual Arzobispo de Oviedo, que no ha encubierto ningún caso de abusos contra menores, ha tomado todas las medidas necesarias para que, si hubiera una víctima de abusos, sea escuchada y atendida en nuestro Tribunal eclesiástico y ante la Fiscalía.
  • La Oficina diocesana de prevención y actuación en caso de abusos se creó con el objetivo de escuchar y acompañar psicológica y espiritualmente a las posibles víctimas de abusos y a las personas afectadas que lo soliciten, dando el cauce correspondiente ante el Tribunal eclesiástico y la Fiscalía. La pederastia es, recordando palabras del propio Mons. Jesús Sanz Montes, un “crimen abominable”, y la Iglesia ha de estar siempre al lado de las víctimas, procedan de donde procedan, siendo deseable que se abordaran todos los casos que se dan ante esta lacra social, y no focalizando únicamente ese 0’2% que lamentablemente han perpetrado algunos clérigos, puesto que si interesan las víctimas verdaderamente, habría que analizar y acompañar también las que han sufrido por parte del 99’8% restante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.