MIÉRCOLES DE CENIZA – Estás cordialmente invitado a participar en el Miércoles de Ceniza 2019 -Horarios

Este miércoles, 6 de marzo estás cordialmente invitado a participar en el Miércoles de Ceniza 2019, que da inicio a la “Cuaresma” (40 días de preparación para la Pascua). Es un día de ayuno y abstinencia, en el cuál se realiza la imposición de la ceniza a los fieles que asisten a la Santa Misa.

HORARIOS MIERCOLES DE CENIZA 6 MARZO 2019

SAN PABLO DE LA LUZ:                            18:00 H

SAGRADO CORAZÓN VILLALEGRE:        19:00 H

EL RITO DEL MIÉRCOLES DE CENIZA.“CONVIÉRTETE Y CREE EN EL EVANGELIO” MC. 1, 15

Con la imposición de la ceniza, se inicia una estación espiritual particularmente relevante para todo cristiano que quiera prepararse interiormente para la vivir el Misterio Pascual, es decir, la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesús.
Es importante al comienzo de la Cuaresma hacer una revisión de cómo estamos viviendo el Evangelio. La imposición de la ceniza nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo.
La ceniza no es un rito mágico, no nos quita nuestros pecados, para ello tenemos el Sacramento de la Reconciliación. Es un signo de arrepentimiento, de penitencia, pero sobre todo de conversión. Es el inicio del camino de la Cuaresma, para acompañar a Jesús desde su desierto hasta el día de su triunfo que es el Domingo de Resurrección.
Debemos tener muy en cuenta el significado profundo de las cenizas que recibimos y los sacrificios que realizamos.

La Cuaresma es un tiempo para la reflexión, para la meditación, la oración y la conversión profunda de los corazones. Este tiempo nos sirve además para renovar nuestras promesas bautismales, cuando morimos a una vida pasada y comenzamos una nueva en Cristo. La invitación a la conversión es entonces un impulso a regresar, como hizo el hijo de la parábola, entre los brazos de Dios, Padre tierno y misericordioso, a confiarnos de Él y a confiarnos a Él. (Papa Francisco)
Siguiendo una larga tradición, las cenizas provienen de las ramas de olivo del Domingo de Ramos del año pasado. Representan la destrucción de los errores del año anterior; estas ramas son incineradas y bendecidas y, convertidas en ceniza, se imponen en la frente de los creyentes con las frases: “Recuerda que polvo eres y en polvo te has de convertir” o “Conviértete y cree en el Evangelio”, reiterando así que la vida en la Tierra es pasajera y que la definitiva se encuentra en el cielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.