LA SAGRADA FAMILIA


El 30 de diciembre celebramos la fiesta de la Sagrada Familia

La Sagrada Familia de Nazaret, cuya fiesta se celebra este domingo, 30 de diciembre, nos sirve de modelo de la auténtica familia. Podemos decir que en la familia experimentamos y aprendemos lo mejor de la vida. La verdad de la persona comienza a conocerse y a desarrollarse en la familia.
Las distintas facetas de amor, como es el amor conyugal, paterno-filial, fraternal, se vive claramente dentro de la familia. La autenticidad de la persona se transmite a través de la familia

El mismo Jesús, a través de la familia, recuerda al mundo la dignidad del amor y la belleza de la vida familiar. La familia es el primer modelo de vida en comunidad con que nos encontramos al nacer. Es una célula social rica y plural, puesto que se compone de individuos de edad y sexo diferentes, que además pueden asumir posturas diferentes ante una misma situación

Todos los miembros de la familia se convierten en modelos vivos de comportamiento. Los vínculos afectivos que unen al individuo con la familia favorecen el desarrollo de actitudes positivas. El ser humano observara todas las actuaciones que se producen en el seno de la familia y las aplicará él mismo en otros ámbitos. Amar a la familia porque en ella y de ella hemos recibido lo mejor que tenemos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.