I Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores. Donde dieron AMOR, devolvamos AMOR

El Papa Francisco habla muy a menudo de “raíces”  cuando explica, sobre todo a los jóvenes, que sus abuelos son “árboles” a los que hay que cuidar con gestos de ternura, a los que hay que sorprender usando “la fantasía del amor”, a los que hay que visitar y buscar porque sin su “memoria” no se puede florecer. “Poetas de la oración”, “hombres y mujeres, padres y madres que estuvieron antes que nosotros en el mismo camino, en nuestra misma casa, en nuestra diaria batalla por una vida digna”.

Es por ello que El Santo Padre Francisco ha decidido instituir en toda la Iglesia la celebración de la Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores, que se celebra, a partir de este año, el cuarto domingo de julio, cerca de la memoria litúrgica de los santos Joaquín y Ana, abuelos de Jesús.

El lema de este año dice así: “Yo estoy contigo todos los días” . y por ello  queremos dar gracias a Dios por todas las personas mayores, que se han dejado los años, el corazón y lo mejor de su vida, por hacer posible que nuestras vidas sean cada vez mejores. Sus vidas, sus rostros, sus miradas, son una fuente única para conocer nuestra historia, y una invitación a seguir haciendo que nuestro mundo sea cada vez mejor, más digno y más lleno de vida para todos. Que Jesús, quien creció bajo la mirada de María y su anciano padre José, nos impulse a ser junto a nuestros mayores, artífices de un mundo vivo y en camino en el que no sobra nadie y todos somos importantes.

Pidamos al Señor por nuestros mayores diciendo en voz alta:

  • ¡Quién como ellos para hablar de Amor desinteresado que es sostén y es abrigo! Hoy Señor, te pido por sus corazones, su salud y todos sus caminos, restablece sus cuerpos enfermos, dales salud y largos años entre sus hijos; fortalece sus almas y dales tu gracia y bendición para que disfruten de sus años en familia.
  • Cólmalos de alegrías y sana aquellas heridas del corazón, que con el paso de los años han quedado como huellas del tiempo en sus recuerdos. Danos a nosotros la gracia de amarlos también sin medida, de entender sus silencios, sus “caprichos” y “vueltas”.
  • Que nunca falte nuestro corazón agradecido. Que nuestras manos se conviertan en sostén, caricia y también abrigo. Que nunca sientan la soledad mientras tengan sus hijos, más descubran que el amor que han dado, hoy es tesoro que guardamos como herencia aquí y en Cielo. Que el amor no les falte.
  • Que se sientan felices de haber recorrido parte del camino, sostenidos siempre por tu mano que fue misericordia y providencia en su destino. Abrázalos Señor, y hazlos sentirse felices, fuertes y llenos de tu amor divino, y a nosotros danos vida y amor para retribuirles, de alguna manera, tanta vida, y tanto amor que nos han dejado marcado a fuego en nuestros corazones como sostén e incondicional ayuda en este camino. Bendíce hoy Señor a todos los abuelos.

 Escuchemos y prestemos la atención merecida y sincera a nuestros mayores y a  nuestros abuelos, ellos nos dirán:

Bienaventurados aquellos que me hacen sentir que soy amado, que soy útil todavía y que no estoy solo.

Bienaventurados aquellos que llenan la última etapa de mi vida de cariño y comprensión., aquellos que entienden mi paso vacilante y mi mano temblorosa.

Bienaventurados aquellos que tienen en cuenta que ya mis oídos tienen que esforzarse para captar las cosas que ellos hablan, aquellos que se dan cuenta que mis ojos están nublados y que mis reacciones son lentas.

 Bienaventurados aquellos que con una sonrisa en los labios me conceden un ratito de su tiempo para charlar de cosas «sin importancia» y aquellos que nunca dicen: “Ya me has contado eso dos veces».

Bienaventurados todos ellos, porque han descubierto el secreto de la vida.

 

Carta del Papa Francisco a los abuelos y abuelas:

https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2021/06/22/mayor.html

 

 

Se celebra en la diócesis la I Jornada de los abuelos y personas mayores, organizada por Vida Ascendente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.