Éste día, estamos de fiesta por ser el Día de las Madres. Feliz día a todas las madres. Especialmente a ti Madre María!

Feliz día a todas las madres. Especialmente a ti Madre María!

Festejamos a María no sólo por ser Madre de Jesús, sino ¡por ser también nuestra Madre!.

Éste día, estamos de fiesta por ser el Día de las Madres. Y queremos dedicarle éstos renglones a la Madre Santísima, la preciosa Virgen María y hacerlo extensivo a todas las madres.

La Madre de quien Jesús heredó todas sus características, no sólo físicas sino también sus valores y hábitos. La mujer que llevó en su seno a Aquél que cargaría después con el peso de todos los pecados del  mundo. La que le enseñó a Jesús sus primeros pasos y le dio su primer alimento, sin saber que después sería Jesús mismo el verdadero Camino, y el alimento para la vida eterna.

Festejamos a María no sólo por ser Madre de Jesús, sino ¡por ser Madre Nuestra también! Porque en la Cruz, Jesús le dijo: “Mujer, he ahí a tu hijo” (Jn. 19, 26), y desde ese momento, así como el Apóstol Juan, nos llevamos todos a María a nuestros hogares, convirtiéndola en nuestra segunda Madre.

¡Que Bueno ha sido el Señor  con nosotros, que nos regaló su joya más preciada, SU MADRE! ¡Cuánto conocerá nuestros corazones, que él mismo experimentó el Amor de Su Madre, y quiso que nosotros lo experimentáramos también! ¡Qué delicia contar con María en nuestras vidas! María nos acompaña en nuestras tribulaciones como amorosa Madre, siempre detrás de nosotros, siempre en movimiento, siempre en oración, siempre con la frente en alto como en el calvario, pero con las manos entrelazadas por su preocupación hacia sus hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.