DOMINGO DÍA DEL SEÑOR — 21º del Tiempo Ordinario

En los momentos de dificultad y vacilación, cuando sentimos la tentación de abandonar a Jesús, de dejar la comunidad, de entregarnos a una vida cómoda y descomprometida, cuando todo se nos hace cuesta arriba, estas palabras se pueden convertir en nuestra oración: “Señor, ¿a quien iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.” Seguro que en ellas y en la gracia de Dios encontramos la fuerza para volver a empezar.

Seguir a Jesús de verdad exige siempre dejarlo todo y ponerse en sus manos. Hay que abrirse a la acción de Dios que nos guía por caminos insospechados.

Domingo 26 agosto  2018 —  21º del Tiempo Ordinario

Primera lectura
Lectura del libro de Josué (24,1-2a.15-17.18b):

……..El pueblo respondió: «¡Lejos de nosotros abandonar al Señor para servir a dioses extranjeros! El Señor es nuestro Dios; él nos sacó a nosotros y a nuestros padres de la esclavitud de Egipto; él hizo a nuestra vista grandes signos, nos protegió en el camino que recorrimos y entre todos los pueblos por donde cruzamos. También nosotros serviremos al Señor: ¡es nuestro Dios!»  PINCHA AQUÍ PARA LEER LA 1ª LECTURA

Segunda lectura
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (5,21-32):

…….. «Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne.» Es éste un gran misterio: y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.  PINCHA AQUÍ PARA LEER LA 2ª LECTURA

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Juan (6,60-69):

………..Simón Pedro le contestó: «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios.»  PINCHA AQUÍ PARA LEER EL SANTO EVANGELIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.