DOMINGO DE CÁRITAS- TIENDE TUS MANOS AL HERMANO NECESITADO

En pleno verano, cuando muchos van disfrutando de un tiempo de descanso, nos reunimos para celebrar una vez más este encuentro con el Señor.  Este domingo de agosto sigue siendo una llamada a no dar vacaciones a la caridad, al amor que se celebra y se vive, un amor que hoy se hace mano tendida al hermano y manos elevas al Padre, pidiendo a Dios los unos por los otros.

Las manos tendidas son signo de querer compartir con los demás lo que somos, tenemos y vivimos. Este Domingo de Cáritas que sea signo de tender nuestras manos como manos que conforman una comunidad que quiere ser consuelo para el que más lo necesita y alivio para el mundo. Que vayan al altar de Dios nuestra generosidad acompañada de nuestros corazones y unidos a toda la Iglesia de Jesús repartida por la tierra, damos comienzo a nuestra celebración.

El Señor nos envía con la fuerza de la Eucaristía y nos confía una misión. A nosotros corresponde el trabajo y la dedicación para que se cumpla en el mundo el plan de Dios Padre. Como comunidad cristiana, seguidores de Jesús, no podemos abandonar a su suerte a tantas personas que necesitan, en estos momentos, una mano amiga y llena de misericordia.  Somos enviados como Él fue enviado; vivamos como Él vivió.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.