DOMINGO DE CÁRITAS

DOMINGO DE CÁRITAS.

Esta próximo domingo lo dedicaremos especialmente a los más desfavorecidos. Sed todos bienvenidos al encuentro con el Señor. 

La misión de la Iglesia, la que le confió Jesús es salvar personas, sobre todo, a los más pobres y desatendidos de todos. El hambre, la pobreza, el paro, la explotación, el dolor, la muerte… todo eso pone en cuestión la dignidad humana, nos pone en cuestión a todos. No podemos presumir de personas, si somos indiferentes ante los graves problemas que tiene planteados la humanidad o el hermano que pasa a nuestro lado. Ante el afán de dinero, culto al cuerpo, afán de triunfo, grandes dosis de egoísmo, de indiferencia hacia los demás, de desprecio a los débiles, resuena la voz del Espíritu: No tengas miedo de dar la cara por Cristo.

Por ello, los creyentes no podemos esperar que Dios lo arregle todo. Nosotros somos los colaboradores de Dios, así lo ha querido Él y por eso ha confiado el mundo a nuestra responsabilidad. Ciertamente nosotros no podemos resolverlo todo, pero recordemos una frase de la Madre Teresa de Calcuta: «A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.