Domingo de Cáritas

Con la imposición de la ceniza y  la frase “Conviértete y cree en el Evangelio”, éste pasado miércoles comenzó la Cuaresma. Durante 40 días, Dios mismo nos llama a la conversión de mente, de corazón y de vida misericordiosa y al amor comprometido con el prójimo.

Cuaresma es la invitación de la Iglesia a vivir prestando atención a la oración, a la meditación, la Palabra de Dios y compartiendo con el prójimo.

La limosna cristiana es el encuentro de dos manos que se tienden una hacia otra, la mano de dos hermanos que se juntan, el más emocionado y el más dichoso de los cuales no es el que recibe, sino el que da más.

La caridad es parte del corazón de la vida cristiana, miremos con atención a nuestro alrededor: el hermano necesitado está a nuestro lado. No seamos extraños los unos a los otros, ni indiferentes a la suerte del necesitado. Muchas veces prevalece la indiferencia y el desinterés hacia el otro, fruto del individualismo y del egoísmo; nos refugiamos en la coletilla  ‘es su vida’, “hay que respetar la esfera privada de cada cual”. Con frecuencia se trata de una excusa encubierta y de un desinterés egoísta por el otro. El mandamiento del amor al prójimo exige tomar conciencia de que tenemos una responsabilidad respecto a nuestro prójimo. Si cultivamos una mirada de fraternidad hacia el otro, la solidaridad, la justicia, la misericordia y la compasión, brotarán naturalmente de nuestro corazón.

En esta comunidad Cristiana de Villalegre / La Luz, vivamos una Cuaresma de Fe, de entrega, DE CARIDAD. Caritas de la Unidad Pastoral nos llama a todos a vivir este tiempo con verdadera pasión por Él, por Jesús que pronto morirá en la Cruz. Pero también llama a la Caridad por nuestros hermanos más necesitados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.