Adviento, Tiempo de Espera, Tiempo de Esperanza

Adviento 2017.  Desde: Domingo, 3 de diciembre     Hasta: Domingo, 24 de diciembre

La Iglesia, al comienzo del año  litúrgico, celebramos la llegada de JESÚS con una gran fiesta a la cual llamamos Navidad. Esta fiesta es tan importante para los cristianos que la Iglesia, antes de celebrarla, prepara a todos sus hijos durante el período conocido como Adviento.

La palabra Adviento, significa «llegada» y claramente indica el espíritu de vigilia y preparación que los cristianos debemos vivir. Al igual que se prepara la casa para recibir a un invitado muy especial y celebrar su estancia con nosotros, durante los cuatro domingos que anteceden a la fiesta de Navidad, los cristianos debemos prepararnos para recibir a JESÚS y celebrar con Él su presencia entre nosotros.

En este tiempo es muy característico pensar: ¿Cómo vamos a celebrar la Noche Buena y el día de Navidad? ¿con quien vamos a disfrutar estas fiestas? ¿Qué vamos a regalar? Pero todo este ajetreo no tiene sentido si no consideramos que JESÚS es el festejado a quien tenemos que acompañar y agasajar en este día. Cristo quiere que le demos lo más preciado que tenemos: nuestra propia vida; por lo que el período de Adviento nos sirve para preparar ese regalo que JESÚS quiere, es decir, el adviento es un tiempo para tomar conciencia de lo que vamos a celebrar y de preparación espiritual

Durante el Adviento los cristianos renuevan el deseo de recibir a Cristo por medio de la oración, el sacrificio, la generosidad y la caridad con los que nos rodean, es decir, renovarnos procurando ser mejores para recibirlo.

 La Iglesia durante las cuatro semanas anteriores a la Navidad y especialmente los domingos dedica la liturgia de la misa a la contemplación de la primera «llegada» de Cristo a la tierra, de su próxima «llegada» triunfal y la disposición que debemos tener para recibirlo.

La familia como Iglesia doméstica procura reunirse para hacer más profunda esta preparación. Algunas familias se unen para orar en torno a una corona de ramas de hojas perennes sobre la cuál colocan velas que van encendiendo cada domingo

3 de Diciembre de 2017

«Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Marcos (13,33-37)

 

 

 

10 de Diciembre 2017

«Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos.»» Marcos (1,1-8)

 

17 de Diciembre 2017

«Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.» Juan (1,6-8.19-28)

 

24 de Diciembre 2017

«“Bendito sea el Señor, Dios de Israel”,
porque ha visitado y “redimido a su pueblo” Lucas (1,67-79)

PINCHA AQUÍ PARA LELER :   QUIÉN VIENE PARA QUÉ VIENE

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.