15 de Noviembre — DOMINGO DE CÁRITAS

La realidad de la pandemia por la COVID-19 nos obliga a permanecer aislados y distantes, el miedo muchas veces inconsciente nos convierte en personas más retraídas y vulnerables. La segunda ola y todo lo que está por venir se convierte en amenaza e inseguridad para la salud, la economía, el trabajo…

¿Somos capaces de dar un paso más y pensar en cómo lo están pasando las personas migrantes, las mujeres víctimas de maltrato, las familias sin recursos para afrontar un curso escolar digno, las personas mayores que ven que esta pesadilla no termina, las personas enfermas…?

¿Qué puedo hacer para salir de mi pequeño mundo y sentir que formo parte de una gran corriente de seres humanos tan frágiles como yo ante la impotencia y el dolor, y que tienen necesidades como las tengo yo?

Este es un tiempo favorable para «volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo».

Estamos convocados a celebrar este domingo de Cáritas para renovar nuestro compromiso con la persona de Jesús encarnada en cada persona pobre, frágil y necesitada de nuestra atención y afecto. Y hoy, en especial, estamos invitados a realizar un gesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.