Pastoral de la Salud

6 de mayo, Pascua del enfermo en España

La Iglesia en España celebra el 6 de mayo la Pascua del enfermo. 

Las familias de los enfermos son el objetivo este año para la Jornada Mundial del Enfermo.

Con esta Campaña se pretende, entre otros fines, reclamar la atención sobre el importante papel que la familia tiene en la atención al enfermo, y dar a conocer las necesidades que le surgen en la situación de enfermedad. Además de promover la ayuda a las familias, en las parroquias y hospitales, a fin de que puedan desempeñar ese papel insustituible en la atención al enfermo

 

Vea el Vídeo sobre:    La Unción de los Enfermos

 

La familia y la enfermedad, en Covadonga

Ayer se clausuró el encuentro interdiocesano de Pastoral de la Salud, celebrado en Covadonga con motivo del Año Jubilar Mariano

“Acompañar a la familia en  la enfermedad” es el título del encuentro que acaba de tener lugar en Covadonga, y que ha reunido en el Santuario, desde el lunes hasta ayer miércoles, a cerca de un centenar de voluntarios, sacerdotes y religiosos vinculados a Pastoral de la Salud de las diócesis de la Provincia Eclesiástica (Astorga, León, Santander y Oviedo). Una jornada enmarcada en el Año Jubilar mariano que vive Covadonga hasta el próximo 8 de septiembre. Estos encuentros se vienen celebrando desde hace 38 años, y en palabras del Delegado episcopal de Pastoral de la Salud de Oviedo, el sacerdote diocesano Luis Ricardo Fernández Sánchez, organizador del evento, son especialmente útiles “para formarse en este mundo tan delicado como es el de la Pastoral de la Salud”. Un ámbito en el que la Iglesia está presente “desde los primeros tiempos, pues siempre se ha mostrado sensible al mundo del enfermo”, reconoce el Delegado. Hoy en día es posible encontrar católicos comprometidos en los La familia y la enfermedad, en Covadonga Ayer se clausuró el encuentro interdiocesano de Pastoral de la Salud, celebrado en Covadonga con motivo del Año Jubilar Mariano Conferencias Cuaresmales en Oviedo oviedo n El próximo lunes, 19 de marzo, darán comienzo las Conferencias Cuaresmales del arciprestazgo de Oviedo. Como cada año, se desarrollarán en el Salón de actos de la Basílica de San Juan El Real (calle Fray Ceferino, 24), a las 20 horas. La primera, el lunes, será impartida por el Abad de Covadonga, Adolfo Mariño Gutiérrez, y versará sobre el lema del Año Jubilar Mariano “María, Madre y Reina”. El martes 20, será el turno del Obispo de Astorga, Mons. Juan Antonio Menéndez, sobre “La mujer emigrante, como María en Egipto”. Las Conferencias serán clausuradas por el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, con su intervención sobre “El viaje del Papa a Perú”. Un momento de la inauguración del encuentro, en el Salón de actos de la Escolanía de Covadonga. hospitales, residencias de ancianos y en las parroquias, cuando los voluntarios visitan a los enfermos y ancianos en sus hogares. “La Iglesia aporta su experiencia de cercanía y humanidad al mundo de los más desfavorecidos y, en concreto, de los enfermos y mayores”, reconoce el sacerdote.

Vea toda la noticia en ESTA HORA:  

 

Iniciamos una nueva etapa en la Web Parroquial con la PASTORAL DE LA SALUD.

Recientemente se ha implantado en la Unidad Pastoral de Villalegre / la Luz una parte importantísima dentro de la Pastoral de la Iglesia: Los enfermos y ancianos.

¿Cuál es su misión?

“Los envió a proclamar el reino de Dios y a curar”

(Lc. 9,2)(9,2)

Es el encuentro con el enfermo, el anciano y su familia, para potenciar una cultura más humana y cristiana frente al dolor, al sufrimiento, la soledad y a la defensa de la vida.

¿Quién realiza la Pastoral de la Salud?

EL PÁRROCO Y AGENTES   DE   PASTORAL   DE   LA   SALUD

¿Quiénes son?

“Lo que hicieron a cada uno de los más pequeños a mí me lo hicieron.” (Mt.25,40)

Son personas que comunican cercanía, acogida y cariño; capaces de escuchar y de acoger al otro con su historia personal, su individualidad y ofrecerle hospitalidad en su corazón.

Son colaboradores de los sacerdotes y respetuosos de la libertad religiosa y de las creencias de los enfermos, de los familiares y trabajadores de la salud. Reconocen y aceptan las diferencias en un mundo pluralista y están abiertos al diálogo.

Son personas sensibilizadas con el mundo de la enfermedad y que dedican parte de su tiempo, desinteresadamente, al enfermo y a su familia.